Atlético Club de Socios, el triunfo de la base: “No queremos que venga alguien, ponga dinero y se lleve todo”

El equipo instalado en el barrio getafense de El Bercial continúa el camino para lograr su gran objetivo: un fútbol de base popular. Cada vez más, la receta del Atlético Club de Socios se demuestra exitosa, y sus ingredientes son muy sencillos: democracia, compromiso y pasión por el deporte

El pasado 6 de mayo el Atlético Club de Socios marcaba un nuevo hito en su pequeña historia: el ascenso a Primera Preferente. Un logro que se produjo, además, cuatro jornadas antes de que acabara el calendario de la competición, y que supone la segunda subida de categoría del equipo en solo tres años.

El Atlético, que juega los partidos como anfitrión en el polideportivo El Bercial, queda ya a las puertas de la Tercera División, pero hay algo que aseguran que no va a cambiar: los valores democráticos con los que se erigió el club en 2007, hace ya casi 11 años. “Lo fundaron varios aficionados del Atlético de Madrid que estaban en contra de las sociedad anónimas y de cómo funcionaban los clubes de fútbol desde hace un tiempo”, cuenta Fernando Sánchez Postigo, responsable de comunicación  del equipo. Por ello, en su declaración de intenciones recogen estos “valores rojiblancos”: esfuerzo, espíritu de superación, solidaridad, juego en equipo, integración, igualdad de oportunidades, interclasismo, lucha contra el poderoso y unión entre afición y equipos.

De este modo, estos aficionados tienen clara que su premisa es “contra el fútbol moderno, contra la llegada masiva de dinero de jeques” pero, sobre todo, están “en contra de que el fútbol se haya transformado en un negocio en vez de lo que es: un deporte”. “Hay mucha gente que ha visto que el fútbol profesional genera dinero y se han metido a sacar todo tipo de beneficios”, lamenta Sánchez Postigo sobre la situación actual de este deporte, pero advierte: “A la larga igual explota, porque está todo cogido de puntillas”.

El objetivo era crear un ente “social, popular y democrático” para que “los socios decidan todo lo que se hace en el club”, que está formado por equipos de fútbol 7 y 11, además de baloncesto y rugby, con distintas categorías. Estas ideas fundacionales suelen trascender el mero funcionamiento interno del club, con el desarrollo de actividades de marcado carácter social, como la participación en partidos amistosos a favor de la acogida de refugiados o en apoyo del colectivo LGTBI, o la organización de charlas sobre la mercantilización del fútbol y la filosofía del fútbol popular.

Volver a la esencia

El lema del Atlético Club de Socios es claro: “Nuestro club, nuestras reglas”. De hecho, no creen que haya nada nuevo en lo que plantean pues, señala Sánchez Postigo, el Atlético es “lo que antes eran los clubes, no tenemos ánimo de lucro, y somos un equipo para lo que quieran los socios”. La obtención del carnet de socio, que esta temporada tenía un precio de 50 euros anuales (con descuento del 80% para desempleados, mayores de 65 años y personas con algún tipo de discapacidad), permite participar activamente en todos los procesos de toma de decisiones del club, que funciona de modo asambleario, además de asistir a la totalidad de los partidos de cualquier categoría. “Se vota todo, hasta el diseño de la camiseta”, recalca Sánchez Postigo sobre las asambleas de socios.

También muestran un fuerte rechazo a las inversiones económicas externas, sobre todo hacia aquellas que no tienen nada que ver ni con los vecinos ni con el deporte. “No queremos que venga alguien, ponga dinero y se lleve todo”, apunta el responsable de comunicación, que recalca: “La marca es nuestro valor”. No obstante, el Atlético reconoce tiene las mismas dificultades para obtener una financiación asequible que el resto de equipos de fútbol de su categoría: “Tenemos que luchar como cualquier otro club”.

Además, subrayan la buena sintonía con los vecinos del barrio El Bercial, donde el club se ha establecido para desarrollar su actividad, y agradecen su calurosa acogida: “Nos hemos enraizado muy bien en El Bercial, los vecinos entienden muy bien la filosofía del club, y asisten y apoyan en los partidos del Atlético. Estamos muy a gusto”.

Pioneros en el fútbol popular

Este resurgir del fútbol popular y democrático no es un fenómeno aislado, ni mucho menos. En Europa comenzó con el Football Club United of Manchester, un equipo fundado en 2005 por aficionados del famoso conjunto inglés Manchester United, con una importante tradición obrera.

Este grupo de aficionados dijo ‘basta’ a los tejemanejes de la dirección del club, que estaba siendo objeto de especulación tras los últimos cambios en el accionariado. Desde entonces, el Football Club United of Manchester ha crecido de forma progresiva y actualmente juega en la National League North, que sería el equivalente a una sexta división en España.

Dos años más tarde de la fundación del equipo británico, este fenómeno llegó a España de la mano del Atlético Club de Socios, pioneros en su respuesta popular al elitismo del fútbol moderno.

Desde entonces, el número de equipos de estas características ha aumentado poco a poco, y ya existe una docena de conjuntos similares en todo el país, como el Unión Deportiva Ourense o el Club de Accionariado Popular Ciudad de Murcia, aunque ellos son el único club que trabaja con esta filosofía en la Comunidad de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: