Getasur cae contra Adesal Córdoba tras aguantar el pulso en la primera parte

El renovado primer equipo femenino de Getasur no pudo extraer un resultado positivo de su primera jornada en la División de Honor Plata. Las de Pedro Moreno visitaban a uno de los equipos que han dominado la categoría en los últimos años, el Adesal Córdoba, y dejaron los puntos en La Fuensanta en un partido con dos caras.

Tras una primera mitad en la que las getafenses plantaron cara a las locales, con un marcador al descanso de solo tres goles de desventaja (14-11) y que apenas cinco minutos antes marcaba tablas (10-10), la segunda mitad tomaba un camino diferente. Las andaluzas aprovecharon una superioridad numérica en el minuto 36 por exclusión de Tania Cabañas para comenzar a distanciarse de las madrileñas y, poco a poco, fueron ampliando su ventaja hasta los doce goles de diferencia finales.

La potencia de ataque cordobesa, protagonizada especialmente por las chilenas Valentina Sepúlveda (9 goles) y Alicia Torres (5) y por otro de los fichajes del Adesal, Marta Pombal (6), no se detuvo durante los sesenta minutos de juego. Por parte getafense, sin embargo, resultaba difícil encontrar espacios para percutir la meta local debido a la sólida defensa de las verdes, que llegaron a ver hasta dos amonestaciones y cinco exclusiones.

Solo desde los extremos aparecía algo de luz ofensiva, con Bea Castilla (5) y Sara Correa (3) anotando más de dos dianas. Una de las notas positivas que dejó el choque fue el estreno de María Abellán, Ana Gallego y Esther Jiménez con el equipo, todas ellas sumando goles en su registro personal (2, 1 y 1, respectivamente).

La próxima semana, el equipo se estrena ante su afición con la visita que realizará el UCAM Murcia, recién ascendido a la categoría tras una temporada en Primera Nacional, al Pabellón La Alhóndiga-Sector III antes de su remodelación, que obligará al club azul a hacer las maletas temporalmente. La visita de las universitarias (domingo 23 a las 12 horas) pondrá frente a frente a dos equipos que mantienen el casillero de puntos intacto, tras la derrota sufrida por las murcianas en la jornada inaugural contra el Ikersa Urci Almería en casa (24-27).

Un encuentro que dejó claro el peligro de dos de las jugadoras del UCAM, Marina Romero y Coral Ramos que, con seis goles cada una, sumaron la mitad de la anotación de su equipo. Mientras que Romero ya se destacó el año pasado como uno de los principales argumentos en ataque del UCAM durante su fase de ascenso, Ramos es una nueva incorporación a las filas estudiantiles, procedente de Adesal Córdoba, con quien el año pasado anotó 58 tantos.

Fase previa para el filial

El crecimiento del balonmano femenino madrileño y el cada vez mayor número de equipos en la región ha obligado a la creación de una nueva categoría por parte de la Federación: la Segunda Nacional. Por ello, los equipos que el año pasado disputaron la Primera Nacional y no consiguieron una de las primeras nueve plazas se enfrentarán en una fase previa para obtener un pasaporte a la tercera competición.

Un torneo clasificatorio de seis equipos entre los que se encuentra el filial getafense, dirigido por Nuria García. Las azules se enfrentarán así en una liguilla de una sola vuelta a otros dos filiales de equipos de Plata, el de Sanse y Leganés, además de al Quental Pinto, Osuna Madrid y Virgen de Europa. De ellos, solo uno conseguirá el premio. Las azules comenzarán su andadura el fin de semana del 28 de septiembre con una visita al Virgen de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: