Los huelguistas subcontratados de Airbus llegan a un acuerdo para terminar los paros

La asamblea de trabajadores ha decidido aceptar el acuerdo firmado entre los sindicatos -entre los que está CGT, que convocó los paros- y la subcontrata ISS Facilities el pasado viernes. En concreto, el resultado ha sido de 51 votos a favor, 13 en contra y una abstención, lo que se ha traducido en el final de la huelga indefinida que arrancó a principios de mes para evitar la pérdida de empleos en una subrogación de contratos en las plantas de Airbus -empresa para la que trabajaban- en Getafe e Illescas (Toledo).

Fuentes sindicales han asegurado a este periódico que, de los 17 contratos no subrogados, se va a pasar a “siete incorporaciones inmediatas”,  de las cuáles cinco serían en el gigante aeronáutico y otras dos en Peugot. Así, también destacan que habrá una “bolsa de empleo obligatoria” que, en un máximo de seis meses, tendrá que garantizar la incorporación de la decena de trabajadores que ha perdido su empleo a los que, además, se les “reconocerá su antigüedad”.

Otro de los aspectos destacados por CGT en el acuerdo es que el periodo de huelga será compensado con una “paga de productividad con fecha 31 de enero” -equivalente a dos semanas de salario-, además de establecer una “cláusula de incorporación preferente en Airbus en caso de ampliación de servicio” y una “comisión de seguimiento semanal entre empresa y comité de empresa para las recolocaciones”.

No obstante, en el texto del acuerdo -difundido por CGT a través de redes sociales- se indica que es fruto de una mediación, después de que ISS apuntara a la “impugnación de la huelga por ilegal”. Ya en los primeros puntos, la empresa se compromete a no iniciar los trámites para denunciar los paros, a cambio de que los sindicatos los desconvoquen.

Aunque no solo esta huelga sería la afectada, también las futuras. El pacto incluye un apartado en el que establece que “los trabajadores se comprometen al restablecimiento del servicio, renunciando a interponer conflictos similares a los acaecidos y a primar el diálogo sobre cualquier medida de presión que lleva aparejada daños al proceso productivo”.

“Se nos queda un sabor agridulce”, apuntan en CGT, convocantes de la huelga, “pues estamos convencidos de que el desenlace de este conflicto hubiese sido mucho más favorable para los trabajadores si todos los sindicatos que componemos los comités de empresa de Airbus hubiésemos combatido firmemente el esquirolaje”. “La plantilla de ISS nos ha dado una lección de solidaridad y lucha y nos ha devuelto la confianza en la fuerza del movimiento obrero”, han añadido.

Puedes leer el acuerdo alcanzado por ISS Facilities y sindicatos aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: