Las obras del Miguel de Cervantes, abandonadas de nuevo: “Ya no nos fiamos de nadie”

La anterior adjudicataria también dejó sin acabar la construcción de varios espacios, provocando el desplazamiento de decenas de alumnos

La constructora Uncisa, encargada hasta ahora de la construcción del CEIP Miguel de Cervantes, ha abandonado la penúltima fase del proyecto construcción del centro, ubicado en el barrio Los Molinos. Así lo han confirmado a Getafense fuentes presenciales de la reunión que tuvo lugar este lunes entre representantes de la Consejería, las constructoras y el AMPA del colegio.

Se trataba de un encuentro solicitado de forma “urgente” por parte de los propios padres y madres, que observaron que desde principio de curso “apenas había actividad en las obras, se veían muy pocos operarios”. “En una reunión anterior al inicio de curso, desde la Consejería nos dijeron que era una obra prioritaria e iban a hacer todos los esfuerzos posibles para cumplir los plazos”, comenta Javier Torres, portavoz del AMPA, en declaraciones a este periódico.

En el encuentro se confirmaron los peores pronósticos: Uncisa está en preconcurso de acreedores y abandona la obra, lo que podría suponer una sanción por parte de la Comunidad de Madrid, que aún no se ha pronunciado al respecto. Es la segunda vez que esto ocurre en poco más de un año: a mediados de 2017, la anterior adjudicataria (Joca S.A.) también dejó sin acabar la construcción de varios espacios, provocando el desplazamiento de decenas de alumnos que habían sido asignados en un primer momento al Miguel de Cervantes.

El encargo será cedido ahora a una nueva constructora, Orthem, que para poder hacerse cargo del Miguel de Cervantes tendrá que hacer un estudio o planificación, por lo que previsiblemente se alargará durante todo el mes de octubre. Además, se deberán recoger los materiales de una empresa para que lleguen los de la otra. Sobre Orthem, empresa que ya entró al concurso en un primero momento, en el AMPA subrayan: “Entendemos que pueda ser solvente, pero ya no nos fiamos de nadie”.

“Habrá que prorrogar los plazos de nuevo”, lamentan las familias, que contaban con la promesa de una “entrega parcial, mínima parte para evitar desplazamientos” a principios de curso, cosa que se ha incumplido. No obstante, la Comunidad prorrogó el plazo hasta enero, pero el portavoz de las madres y padres del Miguel de Cervantes recuerda que, solo en esta fase, ya falta un gimnasio, un comedor, cuatro aulas de infantil, otras seis de primaria… “Es inviable en tres meses, prevemos que será para todo el curso”, reconoce, a la par que subraya que ya ha habido varios niños accidentados con los materiales de obras en menos de un mes de curso.

Aunque la Comunidad de Madrid se ha disculpado con las familias, en el AMPA señalan que “eso está muy bien, pero lo que hay que hacer es construir a tiempo y cumplir los plazos”. “Nos negamos a desplazamientos, que busquen una solución y cumplan el contrato”, añaden, ya que las entregas hasta ahora han sido insuficientes: han tenido que prescindir de salas de profesores y buena parte de los despachos, utilizados ahora como aulas. Y aun así, el colegio aún no estaría acabado: “Queda una fase más cuando acabe todo esto”. En cualquier caso, aún están estudiando qué medidas tomar tras estas novedades.

Por ahora, ya han denunciado a la Consejería de Educación por no cumplir el Decreto 132/2010 en el CEIP Miguel de Cervantes, que establece cuáles deben ser las infraestructuras mínimas que debe tener un centro educativo en el que se imparte clase, tales como gimnasio o aula de informática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: