Mujeres y trabajadoras que abrieron caminos

En colaboración con el colectivo De Getafe al Paraiso recordamos pedacitos de nuestra historia gracias a su inmenso archivo fotográfico que recuperan con el sueño de que Getafe tenga un museo algún día

GETAFE/24 FEBRERO 2018/.Hoy viajamos a los años 70. El escenario de nuestra historia es la fábrica Electromecánica de Precisión. ¿Os suena? Las protagonistas sus mujeres trabajadoras. Junto a Kelvinator, a la orilla de la carretera de Toledo, dos hermanos fundan ambas industrias.

Getafe había dejado de ser una villa eminentemente rural, repleta de huertos y algún telar, para irse transformando poco a poco, debido a la multiplicación de sus ejes de comunicación, en un núcleo productivo fundamental para la región. En los años veinte, durante un período económicamente expansivo para la economía española propiciado por la presencia del ferrocarril y la proximidad de carreteras nacionales, se instalan ya en el municipio las primeras industrias, incluidas algunas de gran tamaño, como Ericsson y Construcciones Aeronáuticas.

Será también tempranamente dentro del siguiente ciclo modernizador −ya en los años 50−, cuando Getafe se afiance y consolide como núcleo industrial que concentra muchas de las más importantes industrias madrileñas −especialmente, del sector metalúrgico−, con la instalación de numerosas empresas: entre otras, Uralita, Siemens o John Deere.

A la sombra de estas grandes empresas, Kelvinator y Electromecánica de Precisión eligen asentarse cerca del núcleo central de la ciudad. Pronto su jefe de personal, el ingeniero Antonio Corredor, empieza a incorporar a mujeres a su plantilla. “Hacíamos motores para lavadoras y neveras, los bobinábamos”, recuerda Cristina. “Todavía éramos pocas en las fábricas y no desempeñábamos los trabajos “de hombre”, ellos manejaban las máquinas, pero poco a poco íbamos abriendo caminos. Y estábamos organizadas”.

“Todavía éramos pocas en las fábricas y no desempeñábamos los trabajos “de hombre”, ellos manejaban las máquinas, pero poco a poco íbamos abriendo caminos. Y estábamos organizadas”

Cristina recuerda como establecieron un sistema de señas mediante golpes y silbidos para refugiarse en los baños y ceñirse a la producción. “Si alguna de nosotras hacía más motores que el resto, nos sancionaban verbalmente o apretaban más subiendo la producción. Siempre había chicas más rápidas y otras más lentas, así que lo que hacíamos era solidarizarnos con la media establecida. La que alcanzaba el cupo estipulado, gastaba su tiempo en el baño. Era parte de la lucha obrera. Entonces existía la solidaridad entre compañeros”.

Característico de la época eran las batas que portaban estas trabajadoras y que pueden verse en la fotografía que acompaña estas líneas. “Hacíamos juntas el recorrido a pie hasta la fábrica desde el centro de Getafe o el barrio de La Alhóndiga que empezaba a construirse entonces. Por desgracia, muchas abandonaban sus trabajos para formar una familia o casarse. Yo misma lo tuve que dejar al quedarme embarazada. Pero otras siguieron”.

Esa incorporación tímida de las mujeres al mercado laboral que se inició en los 70-80, fue el primer paso hacia una sociedad más igualitaria. “Empezamos a ver la libertad que propiciaba ser independiente económicamente. Y también descubrimos que había vida tras los fogones de tu cocina o los pañales, las sonrisas sin dientes o los mocos de tus hijos”.

La próxima semana Getafe celebrará el 8 de Marzo, un día en el que se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Han pasado ya más de 60 años desde que las mujeres de Electromecánica de Precisión empezaron a intentar cambiar las “normas” de una sociedad patriarcal. Hoy hablamos de techos de cristal, de la brecha salarial, de la escasez de mujeres en puestos de dirección o de que la conciliación es cosa de dos. Seguimos y seguiremos abriendo caminos.

Ruth Holgado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: