Sara Hernández impide la eliminación de las subestaciones eléctricas de Juan de la Cierva y Sector III

Getafe no eliminará, por ahora, las subestaciones eléctricas situadas en Juan de la Cierva y Sector III, tal y como pedían los vecinos desde hace años. La concejala no adscrita, Mónica Cerdá Suárez, llevó esta cuestión al Pleno de octubre, pidiendo al Ayuntamiento que cumpliera el convenio que firmó en 2007 con Iberdrola, por el que se acordaba la eliminación de estas dos instalaciones.

Cerdá destacó que el acuerdo lleva “incumpliéndose desde hace 11 años”, y en él se establecía que el coste total de las obras -próximo a los 9 millones de euros- iba a ser soportado por el consistorio, en concepto de subvención, además de las aportaciones que se pudieran considerar necesarias. En el convenio, Iberdrola firmaba también su autorización para llevar a cabo las obras. “Se pide que se proceda lo firmado en el convenio”, insistió la concejala no adscrita.

No obstante, la abstención de PP y Ciudadanos propició que la votación quedara en empate: 8 votos a favor (Ahora Getafe y Cerdá) frente a 8 en contra (PSOE e IU-CM). Tal y como prevé la normativa, el presidente de la Corporación Municipal goza de un voto de calidad para desbloquear este tipo de situaciones. En este caso, Sara Hernández decidió votar en contra de la eliminación de las dos subestaciones eléctricas, pese a tratarse de la aplicación de un acuerdo firmado hace más de una década.

“Nos sentimos profundamente decepcionados ante lo que podía haber sido una oportunidad muy buena de cumplir con una de sus promesas electorales: solucionar el problema de la contaminación electromagnética en Getafe“. Así han recibido la noticia en la plataforma Getafe No Antenas, que lamentan el sentido del voto de Hernández: “Una vez mas ha obviado las demandas de los vecinos”. “Este rechazo demuestra la voluntad del Gobierno municipal de no escuchar a los vecinos y no pensar en la salud de los mismos”, añaden.

En declaraciones a este periódico, estos vecinos explican que van a “seguir informando” sobre “los peligros que conlleva convivir tan cerca con una subestación eléctrica”, por lo que también plantean una recogida de firmas para llevar a “instancias políticas mas altas, hasta que se cumpla con el principio de precaución y se trasladen estas subestaciones a otros lugares donde se instalen con todas las medidas de seguridad”.

Sobre los perjuicios generados a los vecinos, en Getafe No Antenas apuntan que “los transformadores generan un campo magnético muy elevado a su alrededor”, así como que el “mayor problema” de esto es “su proximidad a las viviendas”. “Hemos detectado muchos problemas de salud siempre alrededor de subestaciones eléctricas y antenas de telefonía”, comentan en conversación con Getafense, añadiendo que consideran que es “prioritario” que las subestaciones eléctricas estén alejadas de zonas residenciales y se instalen “en la periferia, con un blindaje que garantice la inocuidad para los vecinos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: