Vuelven los ‘viernes negros’ al Ayuntamiento: “La plantilla está quemada”

Después de casi un año de tregua, CCOO vuelve a convocar los ‘viernes negros’ para luchar contra la precariedad de los empleados en el consistorio de Sara Hernández. UGT también ha criticado la situación y pide “menos excusas y más soluciones”

La “precariedad” y el “caos en la gestión” del Ayuntamiento de Sara Hernández han propiciado un nuevo regreso de los ‘viernes negros’ de Comisiones Obreras. El pasado 5 de octubre el sindicato volvió a concentrarse a las puertas del consistorio, donde volverán cada viernes “hasta que haya un compromiso serio y se acabe con esta situación”.

“Salimos a la calle e invitamos a todo aquel que pueda a que se sume con una prenda negra”, comenta Pedro Arroyo, secretario general de la sección sindical de CCOO en el Ayuntamiento de Getafe, a lo que añade: “La plantilla está quemada, hay mucho estrés por una pésima organización, que lleva a la sobrecarga de trabajo y a la precariedad laboral, además falta de empatía en Recursos Humanos para identificar problemas de las plantillas”. A todo ello se suma, subraya Arroyo, que “apenas está habiendo reuniones con la representación sindical, no hay ningún respeto a la negociación colectiva”.

La iniciativa ‘viernes negros’ fue una propuesta de CCOO para todos los empleados públicos a nivel estatal, debido a los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. Esta reivindicación también se extendió a Getafe pero se dio por zanjada 2015 cuando, apuntan, “se empezaron a recuperar derechos”.  Pero los ‘viernes negros’ volvieron el año pasado, esta vez dirigidos a Sara Hernández. No obstante, la alcaldesa se comprometió a cumplir una batería de reivindicaciones del sindicato, algo que, casi un año después, no ha ocurrido.

La propuesta central del sindicato es poner fin a la precariedad en el Ayuntamiento, por ejemplo, con la creación de un calendario para “acabar con la inestabilidad laboral”. “Si quitamos a la Policía Local, que son unas 250 personas, el personal funcionario con contratos interinos representa un 42% y el personal laboral la temporalidad se va al 24%”, cuenta Arroyo en conversación con Getafense, por lo que piden que se establezca “un calendario pactado por el cual se vea cómo van a evolucionar los procesos de manera que, en un plazo razonable, se pueda llegar a un 8% de temporalidad, que es lo que se exige en Europa”. Desde CCOO recalcan que, por parte del Gobierno municipal, la respuesta fue nula: “Hay una inacción preocupante”.

“No se paga el mismo salario por el mismo trabajo”

“Estamos de acuerdo en todas las reclamaciones de Comisiones”, comenta Ana Isabel Calcerrada, concejala de Ahora Getafe, grupo que ya ha anunciado su apoyo a la vuelta de los ‘viernes negros’. En marzo de 2017, los representantes de esta candidatura llevaron a Pleno una nueva categorización de los puestos de trabajo. “Hay determinadas tareas que se categorizaron hace 20 años, pero estos empleos han variado mucho desde entonces”, explica la concejala de esta candidatura, que pone como ejemplo que haya “salarios distintos para Auxiliares y Administrativos, cuando en realidad llevan a cabo tareas muy similares”.

“Necesitamos una política salarial justa, por igual trabajo no se paga el mismo salario”, añade Arroyo, de CCOO, que han pedido la convocatoria de una mesa en la que se reclasifique a los funcionarios tipo C2  (Cuerpo Auxiliar), propuesta que Ahora Getafe también llevó a Pleno.

Otro motivo de la vuelta de estas jornadas de protesta es, apunta Arroyo, que “solo hay convocatorias de promoción internas en la Policía Local”. “La prioridad parece ser solo esa, pero empleados públicos somos todos, más de mil personas que damos servicio a una población creciente”, critica este sindicalista, que añade un dato esclarecedor: “Estamos en los mismos números que cuando en Getafe había 150.000 habitantes, y vemos cómo la población crece pero la plantilla no”.

“Hace poco salió una oferta de empleo como Administrativo, en lugar de procurar que los Auxiliares puedan promocionar”, ejemplifica Calcerrada, que lamenta: “No hay promoción de carrera profesional, prefieren contratar a gente de fuera”.

En este sentido, en Comisiones Obreras también destacan la falta de cobertura en las plazas vacantes. “La ley establece un plazo máximo de 2 años de interinidad, salvo alguna excepción, pero en el Ayuntamiento de Getafe se supera con creces”, dice el secretario general del sindicato en el consistorio, subrayando que “hay empleados que llevan así más de 20 años o departamentos en los que el jefe se ha jubilado y solo quedan interinos”. Asimismo, critican que “desde que entró este equipo de gobierno, la mayoría de veces el proceso se lleva a cabo por libre designación, que debería ser algo esporádico, pero aquí es lo habitual”.

Tampoco hay concursos de traslados (“se han hecho solo una vez, y dentro de la misma categoría”), lo que lleva al sindicato a denunciar que “no hay posibilidad de moverse ni para arriba ni para los lados, y eso va contra la motivación del personal, que ve cómo otras personas son trasladadas sin concurso”.

En Ahora Getafe también denuncian que “no se cubren bajas de ningún tipo, ni tampoco vacaciones de trabajadores, y eso genera mucho estrés en los trabajadores municipales”. Además, lamentan que haya “mucha discrecionalidad en los nombramientos de puestos, bastante opaca y, a nuestro juicio, poco imparcial”. “Quisimos registrar una pregunta a finales de agosto y no pudimos porque no había nadie al cargo”, comenta a modo de ejemplo la concejala Calcerrada, que denuncia que el Ayuntamiento está estableciendo “una gestión caótica, con falta de prioridades y de planificación”.

UGT sobre el Ayuntamiento: “Menos excusas y más soluciones”

CCOO no ha sido el único sindicato en criticar la situación de los trabajadores del Ayuntamiento de Getafe. En junio, UGT lanzó un comunicado en el que denunciaba que se estaba “yendo a peor” en materia laboral y pedían “menos excusas y más soluciones”.

“La Concejalía de Recursos Humanos así como las diferentes concejalías responsables, parece ser que se han asentado en el hastío y la dejadez”, lamentaban en ese texto, donde señalaban que “se limitan a echar balones fuera y cargar las responsabilidades en quien puedan, antes que tomar las riendas y actuar de forma responsable”.

De este modo, en el sindicato apuntan que el equipo de Sara Hernández “lo tenía fácil”: “El Partido Popular lo dejó todo tan muerto que con poco que hubiesen hecho podrían haberse apuntado algún punto positivo, pero ni eso”.

CSIT-UP también se ha sumado a las denuncias a la gestión del Gobierno municipal. Así, en este sindicato consideran que “el Ayuntamiento menosprecia a sus trabajadores”, subrayando que “no ha mostrado un ápice de sensibilidad ni empatía para con sus trabajadores, tratándoles de una forma, cuanto menos, censurable”. En este sentido, lamentan la “falta de planificación y de la transparencia”, así como que “ignore que ignora la negociación colectiva”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: